Wednesday, October 28, 2020

Conceptos de Regulacion de Locomotores en Uso

 


Antecedentes

 

En 1998 y 2005, el Consejo de Recursos del Aire de California (CARB) firmó acuerdos aplicables con los dos principales ferrocarriles de carga que operan en California, Union Pacific y BNSF, asegurando un estándar de emisión promedio mejorado para flotas (Nivel 2) y una amplia adopción de dispositivos de limitación de reposo en la mayoría de las locomotoras.  Aunque los acuerdos aseguraron una adopción más rápida de tecnologías más limpias de lo que se habría producido en ese momento, las reducciones adicionales de emisiones son fundamentales para abordar los continuos impactos de las locomotoras en la salud de las comunidades.

 

Figura 1: Los niveles altos de locomotoras emiten menos contaminantes, pero los ferrocarriles están aumentando el uso de locomotoras de nivel 2 y comprando menos locomotoras de nivel 4, si las hay.

Aunque el transporte de carga por trenes produjo menos emisiones que los camiones en el pasado, para 2023 los camiones se convertirán en la tecnología de emisiones más bajas en California a menos que los ferrocarriles reemplacen las locomotoras más antiguas con locomotoras más limpias disponibles comercialmente (actualmente nivel 4) o mejor.  Las regulaciones de camiones de California requerirán que los camiones transiten a emisiones totalmente cero, pero las locomotoras carecen de la regulación federal necesaria de sus motores que podría reducir sus emisiones de contaminantes.  Consulte el Análisis de camión vs. Tren de CARB para obtener más información.

 

CARB ha escuchado el deseo de la comunidad de minimizar los impactos que las actividades ferroviarias tienen sobre sus residentes.  El Gobernador también destacó recientemente la importancia de la transición a la tecnología de transporte de cero emisiones en su Orden ejecutiva N-79-20, la cual pide que el 100 por ciento de las operaciones de vehículos y equipos fuera de carretera sean de cero emisiones para 2035. CARB está trabajando con la industria para crear y probar tecnologías de locomotoras de emisión cero.  Como se discutió en el borrador de la Estrategia de fuentes móviles de CARB, estas tecnologías son críticas para la capacidad del estado de proteger la salud pública, abordar el cambio climático, y cumplir con las normas estatales y federales de la calidad del aire.

 

Como se ilustra en la siguiente gráfica, todos los equipos de los ferrocarriles bajo control estatal están en transición a cero emisiones, mientras que los motores de locomotoras –los cuales están regulados por el gobierno federal– no lo están.  A falta de medidas federales para abordar las emisiones nocivas de las locomotoras, CARB está desarrollando conceptos regulatorios para reducir los contaminantes de aire criterio, los contaminantes tóxicos del aire, y las emisiones de gases de efecto invernadero para las locomotoras en uso.  Estos conceptos tienen el propósito de ser implementados en todo el estado y proporcionar una oportunidad para que los ferrocarriles aborden mejor la contaminación regional y las preocupaciones de justicia ambiental que existen desde hace mucho tiempo con las comunidades cercanas a ferrocarriles.  El objetivo de los nuevos conceptos regulatorios es acelerar la adopción inmediata de tecnologías más limpias avanzadas para todas las operaciones de locomotoras en uso.